22 de junio de 2017

POLLO AL AJILLO


POLLO AL AJILLO



INGREDIENTES

1 pollo en trozos no muy grandes (alrededor de 1¼ kg)
1 buena cabeza de ajos
El zumo de un limón
Aceite de oliva virgen para freír el pollo
1 ramita de tomillo fresco (o un pellizco de tomillo seco)
¾ cucharada de harina corriente
200 ml de vino de Jerez seco
300 ml de caldo de pollo casero
Perejil
Sal

INSTRUCCIONES

Si queremos podemos quitarle la piel a los trozos de pollo, hay a quien no le gusta porque es muy grasa.
Sacamos los dientes de ajo de la cabeza y partimos la mitad de ellos por la mitad, sin quitar la piel. Pelamos la otra mitad y picamos menudito los dientes. Reservamos.
Cubrimos el fondo de una buena sartén con aceite de oliva virgen, lo calentamos a fuego medio y freímos los ajos que hemos dejado con piel hasta que estén dorados, para que den sabor al aceite; los retiramos.
Freímos después a fuego alto las piezas de pollo, previamente saladas. Iremos dando la vuelta al pollo para que se dore bien (hay quien pasa el pollo por harina antes de freírlo, pero yo prefiero no hacerlo porque se absorbe aún más aceite).
Que por cierto, cualquiera que haya frito pollo sabe que es un poco castaña, porque hace saltar el aceite como un condenado y además luego lo deja hecho unos zorros de sucio.


Retiramos el pollo y el aceite. En el plato en el que hayamos puesto el pollo lo rociamos con el zumo de limón.

Ponemos aceite nuevo en una cazuela y añadimos los ajos picaditos. Cuando empiecen a dorarse agregamos la harina, la tostamos un poco, removiendo con cuchara de madera y añadimos algo de caldo; le damos unas vueltas hasta que empiece a espesar.


Agregamos entonces los trozos de pollo reservados y el tomillo; no olvidarse de añadir el juguillo que hayan soltado mientras estaban apartados. Vertemos el vino y el caldo de pollo; el líquido debe cubrir el pollo casi por completo para que se hagan todas las piezas.
Dejamos cocer suavemente 15-20 minutos, hasta que el pollo esté tierno y la salsita vaya espesando.
Al servirlo lo espolvoreamos con perejil picado. Y ya está.

21 de junio de 2017

Tarta de dos chocolates con galletas ¡Sin horno!


Tarta de dos chocolates con galletas ¡Sin horno!


Ingredientes
Para un molde de 23x13 (14-16 raciones)

750ml de nata para montar
300gr de chocolate blanco
500gr de chocolate negro
Un paquete de galletas tipo María
200ml de leche
1 cucharadita de aroma de vainilla
50gr de mantequilla


Cómo preparar la tarta dos chocolates con galletas, sin horno


1.- Comenzamos preparando las dos cremas del relleno. Separaremos 300ml de nata en un bol amplio y la calentaremos (Nosotros usamos el microondas pero podeis hacerlo en un cazo al fuego) Una vez tengamos la nata bien caliente añadiremos el chocolate blanco y mezclaremos hasta conseguir una crema homogénea. Dejaremos enfriar en la nevera

2.- Haremos lo mismo para la crema de chocolate negro. Calentaremos otros 300ml de nata y los mezclaremos con 300gr de chocolate negro hasta conseguir una crema homogénea. Dejaremos enfriar

3.- Una vez tengamos las dos cremas frías las batiremos con la ayuda de una varillas eléctricas o un robot de cocina hasta que monten un poco. Debe quedar con textura como la de una crema de chocolate para untar. Cuidado en este paso porque si batimos demasiado podemos cortar la mezcla.

4.- Una vez tenemos las dos cremas listas comenzaremos ya con el montaje de la tarta. Cubriremos un molde, en este caso rectangular, en mi caso de 23x13cm, con film para poder luego desmodar la tarta mejor.

5.- Mezclaremos la leche con el aroma de vainilla. En esta mezlca iremos empapando las galletas durante unos segundos ¡Sin que lleguen a romperse! y cubrimos todo el fondo del molde. Si es necesario podemos poner trozos de galletas para que todo quede bien cubierto.

6.- Verteremos la mitad de la crema de chocolate blanco y extenderemos para que quede bien repartido. Cubriremos de nuevo con galletas y ahora haremos una capa de chocolate negro. Repetiremos otra capa de cada crema de chocolate intercalando con galletas mojadas en la leche.

7.- Encima del todo, lo que al desmoldar será la base, pondremos una capa de galletas pero esta vez sin mojar en leche para sea un poco más consistente y mantenga mejor la forma. Cubriremos con papel film y dejaremos reposar en la nevera al menos unas 4-5 horas.

8.- Mientras se enfría la tarta prepararemos la cobertura. mezclando los 150ml de nata restante que tendremos caliente con los 200gr de chocolate negro que nos quedaban. Mezclaremos y dejaremos hasta que este templada.

9.- Demoldaremos la tarta dándole la vuelta sobre el plato o la bandeja donde la vayamos a servir. Cubriremos con la crema con la ayuda de una cuchara o una espátula y, antes de que se enfríe del todo la decoraremos. En nuestro caso hemos añadido unas bolitas de azúcar naranjas que contrastan con el color del chocolate.

Tarta de San Marcos


Tarta de San Marcos


Ingredientes para la Plancha de bizcocho:

4 huevos
100g de harina
100g de azúcar
1 pizca de sal

Elaboración:

Separamos las claras de las yemas, montamos las claras bien firmes, yo lo hice en Kitchen Aid, vosotros ayudaros de lo que tengáis. Cuando estén bien firmes retiramos a un bol. Ahora batimos las yemas con el azúcar hasta obtener una masa blanquecina. Nos llevará sobre unos cinco minutos batiendo. Luego con una espátula vamos incorporando cucharadas de claras montadas a la mezcla de yemas y envolviendo con la espátula. Y así poco a poco hasta que terminemos con las claras. Envolvemos con cuidado para que no pierda volumen. Tamizamos la harina y la vamos añadiendo a la mezcla de huevos poquito a poco. Cuando hayamos terminado precalentamos el horno a 180ºC; preparamos una bandeja de horno con papel de hornear, extendemos bien la masa y horneamos de 10 a 15 minutos. Este paso yo lo hice 3 veces para obtener 3 bizcochos del mismo grosor.


Ingredientes para la crema de yema:

6 huevos
el mismo peso de huevos que de azúcar
30g de maicena
180g de agua


Elaboración de la crema de yema:


Batimos los huevos un poco, mezclamos con el agua y pasamos por un colador metálico dos veces. Mezclamos el azúcar con la maicena. Juntamos las dos mezclas y batimos hasta que no queden grumos. Ponemos al fuego removiendo continuamente con unas varillas de mano. En el momento en que la masa empiece a engordar bajamos la temperatura al mínimo. Cuando la masa tenga la consistencia deseada, retiramos del fuego e inmediatamente la extendemos en la mesa de trabajo para que se enfríe lo más rápidamente posible, si no se hace este paso tal y como os explico la yema quedará verdosa. La dejamos enfriar en la nevera.


Ingredientes para el Relleno:

3/4 L de nata para montar del 35,1% de materia grasa
125g de azúcar
3 cucharadas de Nescafé(la cantidad que cada uno guste)
unas cucharadas de crema de yema

Preparación del Relleno:


Importante:
tener la nata muy muy fría para que monte bien. Lo mejor es meterla 10 minutos en el congelador antes de montar. Hacemos lo mismo con el bol donde las vayamos a montar.
Montamos la nata lo más firme que podamos con el azúcar. Dividimos en dos partes grandes y una pequeña. A la primera de las partes grandes le ponemos las cucharadas de yema. A la segunda parte grande las cucharadas de Nestcafé. La parte pequeña la metemos en una manga pastelera con boquilla rizada y la reservamos en la nevera.

Ingredientes para el almíbar:

150mL de agua
150g de azúcar
150mL de licor (yo le puse Cointreau)


Preparación del almíbar:

Ponemos todos los ingredientes al fuego durante 10 minutos más o menos. Sacamos del fuego, dividimos en tres partes y esperamos a que enfríe.


MONTAJE DE LA TARTA:

Yo lo hago así pero vosotros como tengáis costumbre. En una bandeja donde vayamos a servir ponemos el molde desmontable y alrededor de este pero debajo, corto unas tiras de papel de hornear y las coloco todo alrededor, coloco dentro del aro el bizcocho que lo cortaremos a la medida del aro, presionamos para que quede bien encajado. Calamos con el almíbar bien caladito. Encima del bizcocho la crema de nescafé, otra de bizcocho presionamos un poco, calamos con el almíbar, ponemos la crema de nata y yema, bizcocho, calamos y yo saco el aro con cuidado. Ahora extendemos la crema de yema encima y bordes, espolvoreamos azúcar encima y quemamos con soplete o pala de quemar. Enfriamos en la nevera antes de adornar.

Cuando haya enfriado tostamos las almendras en una sartén, las colocamos en los laterales de la tarta y adornamos con la nata que tenemos reservada en la manga pastelera. Solo nos queda retirar con cuidado los papeles que habíamos puesto debajo del aro, esto lo hago para no manchar la bandeja y listo....

Estas tartas estan mejor de un dia para otro...Espero que os guste

19 de junio de 2017

Cosas interesantes del tomate



No importa cómo lo cocines (crudo, al horno, a la parrilla, en salsa), ni que variedad comas (en rama, canario, pera, cherry, verde, raf, de Moserrat). Las propiedades beneficiosas del tomate, rico en vitaminas A, B y C y minerales, son muy superiores a las de cualquier fármaco:

Previene enfermedades como el cáncer, el ictus y derrames cerebrales.
Es bueno para la vista.
Reduce el colesterol y la hipertensión.
Solución inmediata para la deshidratación (95% de su composición es agua), los calambres, el dolor y problemas de intestino.
Mano de santo para los dientes, los huesos, el pelo y la piel ( elimina espinillas y cura heridas y cicatrices).
El jugo amarillo de sus semillas es anticoagulante.

Y, por si fuera poco, esta fruta baja en grasas y proteínas es un gran aliado contra el mal olor de pies. Ahora bien, a pesar de todos estos beneficios, los médicos recomiendan a las personas mayores de 65 años no abusar del tomate y consumirlo una vez a la semana, dado que aumenta el ácido úrico. Finalmente, como no era de extrañar, podemos encontrar el tomate dentro del libro de Récord Guiness. El más grande del mundo lo cultivó un granjero llamado Gordon Graham en EEUU en 1986 y llegó a pesar 3,51 kg.

Helado de queso Philadelphia


Helado de queso Philadelphia


INGREDIENTES
500 gr. de queso Philadelphia
350 ml nata
250 ml leche
150 gr. azúcar
2 cucharadas de miel, caramelo o mermelada de frutas


ELABORACIÓN

Montamos ligeramente la nata hasta que aumente de volumen.
Pasamos por la batidora el queso, el azúcar y la leche. Batimos varios minutos hasta que la mezcla esté muy bien ligada. 

Mezclamos con la nata con movimientos envolventes.
Lo ponemos todo en un recipiente tipo cake más bien hondo y lo dejamos en el congelador una hora. Lo sacamos y batimos de nuevo para que se rompan los cristales, y al cabo de otra hora volvemos a hacer lo mismo.
Después de la última vez mezclamos con la masa unas cucharadas de mermelada de frambuesa o fresas, o un hilo de miel o caramelo (en la foto). Movemos con una cucharada hacia los lados para que el caramelo, miel o mermelada se integre en la mezcla de helado pero sin mezclarse del todo, sino haciendo vetas en el helado.
Dejamos ya en el congelador varias horas hasta que el helado esté en su punto. Si cuando saques el helado del congelador está demasiado duro deja reposar un rato a temperatura ambiente hasta que alcance la consistencia perfecta para servirlo.

18 de junio de 2017

PATATAS REBOZADAS CON ALMEJAS


PATATAS REBOZADAS CON ALMEJAS


Ingredientes (4 personas):

- 4 patatas medianas
- 300 gr de almejas o mejillones
- 1 cebolleta
- 5 ó 6 dientes de ajo
- Perejil fresco muy picado
- Medio vaso de vino blanco seco ( Jerez o manzanilla...)
- 1 cucharada de harina
- 1 vaso de caldo (o de agua y pastilla de caldo disuelta)
- Sal y pimienta recién molida
- Una guindilla pequeña (opcional)
- 1 hoja de laurel
- Harina
- Huevo
- Aceite de oliva suave

Elaboración:

Ponemos las almejas en un poco de agua con sal una hora antes cambiando el agua un par de veces. Si elegimos mejillones raspamos la parte exterior con un cuchillo y los envolvemos en un paño húmedo hasta utilizarlos.

Limpiamos las patatas bajo el grifo y las pinchamos con un tenedor. Preparamos una olla con agua y sal y las ponemos a hervir hasta que estén tiernas. Apartamos del calor y las dejamos templar sin sacarlas del agua.

Una vez templadas, les quitamos la piel y las cortamos a rodajas de 1 ó 2 cm (como os guste más). Las salpimentamos, las pasamos por harina y huevo batido. Vamos friéndolas en una cazuela con aceite de oliva y reservándolas en un plato.

En la misma cazuela (si queda mucho aceite, retirar un poco) empezamos sofriendo la cebolla y un diente de ajo muy, muy picados. Cuando estén tiernos añadimos el laurel y la harina. Removemos e incorporamos la mitad del vino y un vaso de agua. Seguimos cociendo hasta que reduzca y obtengamos una crema suave. Probamos de sal.

Mientras picamos el resto del ajo y el perejil.

En una sartén con un poco de aceite los echamos cuando el aceite esté a temperatura media. Antes de que empiecen a dorar demasiado añadimos el resto del vino y la guindilla, sin dejar de remover incorporamos las almejas o los mejillones y los tapamos hasta que se abran.

Volcamos sobre la cazuela y seguimos cocinando 5 minutos más.

Servir calentito

CONEJO EN SALSA DE SETAS Y PIÑONES


CONEJO EN SALSA DE SETAS Y PIÑONES


Ingredientes:


- 1 conejo troceado
- 200 gr de setas
- 3 cebolletas medianas
- 4 ó 5 dientes de ajo
- 1 tomate maduro
- Medio vaso de brandy
- Un puñado de piñones
- Unas ramas de romero
- Pimienta negra recién molida
- Caldo
- Aceite de oliva

Elaboración:


Salpimentamos los trozos de conejo y los freímos en una cazuela hasta que estén dorados. Los reservamos.


Añadimos más aceite si fuese necesario y pochamos hasta que estén tiernos la cebolla y un par de dientes de ajos muy picados. Los tallos de las cebollas los cortamos a tiras finas.


Añadimos el tomate troceado y sin la piel. Seguimos rehogando e incorporamos el conejo, el romero y el brandy. Dejamos unos minutos para evapore el alcohol y cubrimos con el caldo. Tapamos y dejamos cocinar a temperatura media hasta que la carne esté tierna y la salsa haya reducido.


En una sartén con un poco de aceite tostamos los piñones y los pasamos a un plato con papel de cocina.


En la misma sartén freímos las tiras de las cebolletas y las reservamos. Freímos el higadito y lo majamos en el mortero. Doramos el resto de los ajos picados y rehogamos las setas salpimentadas.


Agregamos a la cazuela el majado de higaditos desleídos con un poco de caldo, los piñones y las setas. Esperamos 5 ó 6 minutos más y servimos decorando con los tallos fritos de las cebolletas.